Como el gato de Cheshire

by

La naturaleza indeterminista de la mecánica cuántica le fastidiaba mucho a Einstein, pero Born era contundente; “Cualquiera que no esté satisfecho con estas ideas [estadísticas] puese sentirse libre para suponer que existen parámetros adicionales, todavía no introducidos en la teoría, que determinen cada suceso individual“. Y Einstein se puso a buscar esas variables ocultas, y no aparcían. Luego vino Bell con sus desigualdades, y las cosas se empezaron a poner violentas (o una cosa o la otra). Pero con lo de Aspect ya no había mucho que hacer (sólo la otra?).

Y ahora unos señores de la universidad de Viena (Markus Aspelmeyer, Anton Zeilinger et al.) idean un dispositivo experimental con el que consiguen cargarse algunas de las teorías de variables ocultas que se asentaban en el realismo.

<<He visto muchas veces un gato sin sonrisa, ¡pero una sonrisa sin gato! ¡Es la cosa más rara que he visto en toda mi vida!>>

Un buen libro sobre el tema: ‘Física cuántica ¿Ilusión o realidad?’. Alastair I. M. Rae.
+info en la blogosfera :Física y todo lo demás.

Anuncios

Una respuesta to “Como el gato de Cheshire”

  1. Realidades locales « Buscando a SUSY Says:

    […] Hace unos meses era noticia un experimento de Anton Zelinger (et al. at Viena) con el que consiguieron invalidar algunas de las […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: